Las enzimas como indicadoras de enfermedades

Las enzimas son proteínas que circulan en el organismo constantemente,  cumpliendo funciones extremadamente importantes. Posibilitan que se cumplan las reacciones químicas del metabolismo en general. Sin ellas sería imposible el mismo metabolismo y por lo tanto la vida. Son muchísimas y cada una de ellas se encarga de que se realicen ciertas reacciones. A su vez dentro de cada una existen variables de las mismas que se llaman isoenzimas.

Algunas son fabricadas en ciertos órganos y actúan fuera de él. Como ejemplos tenemos a las glándulas como el páncreas que fabrica la lipasa y la amilasa que actúan en el proceso digestivo. Otras actúan dentro del mismo órgano como es el caso de las transaminasas GOT y GPT del hígado o las LDH en el corazón. Sin embargo muy pocas enzimas son enteramente específicas de cada órgano. La GOT se halla en muchos órganos no solo en el hígado. Las enzimas normalmente se hallan en cierta cantidad en la sangre por una cuestión del recambio celular normal. La célula al morir o destruirse libera su contenido y entre ese contenido hay enzimas. Pero la situación cambia mucho cuando un órgano sufre una patología como es el caso de una hepatitis que daña al hígado o un infarto agudo de miocardio en donde el tejido es dañado y se liberan al torrente sanguíneo una cantidad muy grande de éstas.

En el laboratorio es mucho más práctico medir la actividad de una proteína de éstas que medir su cantidad en el suero. Revela mucho mejor la presencia y el accionar de esta. Por este motivo la medición de la actividad enzimática constituye un poderoso método para diagnosticar algunas patologías, pero también sirve para evaluar el proceso en una enfermedad. Esta área tan importante en el laboratorio se denomina enzimología clínica. Por ejemplo es importante saber si una hepatitis está respondiendo al tratamiento y por supuesto esperamos que los valores vayan bajando durante dicho tratamiento. También sirve para evaluar tumores hepáticos o cirrosis como en el alcoholismo que se mide la GGT del hígado.

enzimologia

La enzimología clínica también sirve para diferenciar diagnósticos de procesos diferentes. Por ejemplo a veces el paciente experimenta dolores fuertes sin saber de qué se trata. Una medición de amilasa pancreática aclararía si se trata de una pancreatitis o de otra cosa o de lipasa que es más específica de páncreas. Si está muy elevada por sobre lo normal nos inclina a una pancreatitis aguda. En un infarto agudo de miocardio la medición de CK o creatín quinasa, GOT y LDH son claves para su diagnóstico. La CK es la primera que se eleva ya a las 4 o 6 horas del episodio, a las 24 hs aproximadamente llega a un máximo y permanece unos 3 o 4 días. Luego le sigue la GOT que aumenta a las 8 hs, después llega a un máximo entre 24 o 48 hs. Y se encontraría elevada hasta 4 o 6 días. La LDH aumenta entre 12 y 24 hs, llega a un máximo a las 48 a 72 hs y llegaría hasta una semana o más elevada.

Dentro de la CK se hallan 3 isoenzimas y una de ellas es específica del corazón que es la CKMB. Si la CKMB está presente o representa más del 6% de la CK total decimos que se trata de un infarto.

La unidad más común en que se mide la actividad enzimática es unidades internacionales por litro (UI/l). Los valores de enzimas en suero dependen también de varios factores como edad, sexo y ciertas condiciones como si se trata de un fumador o un deportista. Por ejemplo la fosfatasa alcalina se halla más elevada en un adolescente que en un adulto normal por tener mayor recambio en el tejido óseo. La CK está muy asociada al músculo, por lo tanto en el varón habrá algo más por la mayor masa muscular. Pero daremos algunos valores generales y normales de este tipo de proteínas más comunes:

GOT: 4 – 20 UI

GPT: 2 – 18 UI

GGT : 2 – 28 UI

CK: 130 y 160 UI (mujer y varón)

LDH: 100 – 200 UI

Amilasa: 60 – 120 UI

Lipasa: Hasta 200 UI

Colinesterasa: 1900 – 3800 UI (Ayuda al diagnóstico de cirrósis).

Artículo: Las enzimas como indicadoras de enfermedades

Bioquímico Patricio Arroyo

Elquimico

Hola a todos. Mi nombre es Patricio. Mi especialidad es la Química, soy Bioquímico y profesor de materias exactas. Pero también me encantan otros temas de diverso interés, como por ejemplo, todos los relacionados con la salud y el deporte. Espero que en este sitio encuentren lo que están buscando ya que verán gran diversidad de temas. Pueden dejar comentarios e inquietudes. Les mando un saludo grande y los dejo invitados a suscribirse al boletín mensual para que reciban mis nuevos artículos todos los meses.

6 comentarios en “Las enzimas como indicadoras de enfermedades

  1. Buedias dias. Quisiera saber que estudios se deben hacer para determinar que una persona es Intolerante hereditaria a la fructosa. Ya que mi hijo le diagnoaticaron higado graso y no han sabido decirme porque le dio esa enfeemedad, yo se lo atribui a que no le gustaban las frutas y me puse a buscar internet y hasta que encontre eso de la intolerancia y se me hace algo muy logico que si sea por esta razon porque cada vez que come fruta o algo dulce desde que estaba chiquito se sentia mal y yo pensaba que eran cosas de el pero ahora veo que si existe una enfermedad asi y que dana al higado me gustaría que respondiera a esta duda gracias

    1. Hola la verdad no lo sé exactamente pero se debe investigar una de las enzimas que actúa en el metabolismo de la fructosa. Si averiguo más te digo. De todas maneras esperemos que alguien lea esto y si lo sabe que aporte algo. Te mando abrazo y éxitos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *