Características y Funciones de la Vitamina C

La Vitamina C o ácido ascórbico es una vitamina hidrosoluble que como toda vitamina desarrolla funciones importantes en el metabolismo. El ser humano no puede sintetizarla ya que

carece de la enzima específica. Así que debe incorporarla de la dieta. Esta vitamina se presenta en dos formas activas. que so el L-ascórbico que es la forma reducida y el ácido L-dhidroascórbico que es la forma oxidada.

Es muy oxidable y termolábil, es decir es sensible a agentes oxidantes y a las altas temperaturas, dos factores que las dejan sin actividad.
quizá la función más promovida de la vitamina C es la de ser un agente antioxidante. Pero también es un importante cofactor enzimático, o sea que ayuda y son indispensables para que algunas enzimas desarrollen correctamente su función, Por ejemplo: En las reacciones de hidroxilación de la dopamina a noradrenalina y la oxidación de la fenilalanina entre otras. Como se menciono anteriormente, es antioxidante, es decir, es agente reductor. Como tal participa en la reducción de Fe +3 a Fe +2. Recupera a la vitamina E (otra vitamina antioxidante) luego de que esta efectúa sus funciones.
Por su actividad antioxidante también se relaciona a la vitamina C con características beneficiosas para algunas enfermedades como las de tipo degenerativas como el cáncer de estómago o pulmón disminuyendo el riesgo de aparición de estas. Algunos estudios también la relacionan con menor riesgo para las enfermedades cardiovasculares. La relación más conocida es como preventiva del resfrío y aunque parezca mentira no esta aún comprobada esta relación.

Alimentos ricos en Vitamina C:

Los más ricos en vitamina C son el Kiwi, las grosellas, las fresas y los pimientos crudos ya que llegan a tener más de 100 mg/100 g del alimento. Después encontramos un poco menos pero buenas cantidades en las naranjas, brócoli, coliflor y frutillas llegando a tener entre 50 a 100 mg/100 g. Las verduras de hoja verde como la acelga y espinaca tienen algo menos pero no despreciable cantidad de esta vitamina.
El problema es como dijimos antes. Al ser termolábil, no es adecuado someter a estos alimentos a elevadas temperaturas ni al aire por ser fácilmente oxidable. Por ejemplo El perejil tiene más vitamina C que la naranja, pero este carece de cáscara, lo cual no protege a la vitamina C perdiendo mucha cantidad. Y con respecto a los cítricos, al comer la fruta sin sacarle la cáscara consumiremos mayor cantidad de vitamina que si consumimos el jugo exprimido que perderá en contacto con el aire una fracción de vitamina C por oxidarse con el aire.

Bioquímico Patricio Arroyo

Elquimico

Hola a todos. Mi nombre es Patricio. Mi especialidad es la Química, soy Bioquímico y profesor de materias exactas. Pero también me encantan otros temas de diverso interés, como por ejemplo, todos los relacionados con la salud y el deporte. Espero que en este sitio encuentren lo que están buscando ya que verán gran diversidad de temas. Pueden dejar comentarios e inquietudes. Les mando un saludo grande y los dejo invitados a suscribirse al boletín mensual para que reciban mis nuevos artículos todos los meses.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.