Sistemas de Poleas

Las poleas son máquinas simples, dispositivos que se utilizan para hacer más fácil determinadas maniobras o trabajos. Específicamente nos referimos a la elevación de pesos.
En la antigua Roma ya se utilizaban este tipo de máquinas.
Aquí describiremos a la polea fija, la polea móvil y al aparejo potencial.

Polea Fija:

La polea fija es un mecanismo muy sencillo que nos permite elevar cuerpos aplicando la fuerza necesaria. En este caso la fuerza necesaria es igual al peso del cuerpo. De manera que no ganamos nada fuerza en estos casos. Pero logramos mayor facilidad y comodidad para hacer la acción. Ejemplos de estos los podemos ver en los pozos de agua o en la construcción.

polea fija

Polea Móvil:

En este caso tenemos en total dos poleas. Una fija y una móvil. Aquí si ganamos fuerza ya que la fuerza necesaria para elevar un cierto peso es igual a la mitad de dicho peso.

Por ejemplo, si queremos elevar un peso de 600 Kgs haremos una fuerza de 300 Kgs, o sea, la mitad.

Aparejo Potencial:

Los aparejos son sistemas de poleas que están formados por más de dos poleas en total. Por ejemplo en la siguiente imágen vemos uno de

En estos casos, la fuerza para elevar a un peso será igual a la resistencia o peso dividido por 2 elevado a la n. La n es el número de poleas móviles. En este caso será 2 al cubo, es decir, 8.
Por ejemplo, si quisiéramos elevar 200 kgs, dividiremos a este peso por 8, quedándonos como resultado 25 kgs. Es muy buen rendimiento ya que solo haremos una F de 25 kgs para elevar 200 kgs.

A continuación te dejo el video explicativo para que no te queden más dudas. No te lo pierdas.

Bioquímico Patricio Arroyo

Elquimico

Hola a todos. Mi nombre es Patricio. Mi especialidad es la Química, soy Bioquímico y profesor de materias exactas. Pero también me encantan otros temas de diverso interés, como por ejemplo, todos los relacionados con la salud y el deporte. Espero que en este sitio encuentren lo que están buscando ya que verán gran diversidad de temas. Pueden dejar comentarios e inquietudes. Les mando un saludo grande y los dejo invitados a suscribirse al boletín mensual para que reciban mis nuevos artículos todos los meses.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *