Dieta equilibrada

Muchas personas tratan de cambiar sus regímenes alimentarios para obtener mejores resultados como bajar de peso por ejemplo. Sin embargo, cuando toman decisiones de este tipo pueden caer en problemas que que comprometerían a la salud.

Uno de los principios básicos en nutrición es consumir una dieta equilibrada que tenga los porcentajes adecuados de cada uno de los nutrientes. Aproximadamente un 55% de hidratos de carbono, un 30 % de lípidos o grasas y de un 15 a 20% de proteínas. El otro punto a tener en cuenta es la calidad de cada uno de esos nutrientes. Cuando nos referimos a hidratos de carbono se prefieren mucho más aquellos que son complejos y que provoquen una liberación más lenta de la insulina o de otro que tengan un índice glucémico bajo. Para esta información se pueden ver tablas de índices glucémicos y preferir a aquellos que tengan valores más bajos. Alimentos como pan integral o pastas al dente y algunas frutas como la banana y manzana son ejemplos de este tipo de alimentos.

Las grasas también son un nutriente fundamental  y mucha gente erróneamente la ve como un enemigo para la salud. Sin embargo como hemos mencionado en otro artículo los ácidos grasos esenciales por ejemplo son importantísimos para la síntesis de otras sustancias vitales para nuestro metabolismo como por ejemplo las prostaglandinas. Aparte el mismo colesterol es un precursor de compuestos como las hormonas esteroides. Por último tenemos a las proteínas. Hay muchos tipos de estas y para que se puedan formar necesitan aminoácidos, algunos de ellos esenciales, es decir, que no lo podemos formar nosotros sino que los debemos incorporar a través de los alimentos.

Concluyendo, la única manera de tener a todos los nutrientes para no sufrir deficiencias que conlleven a serios trastornos para nuestra salud, es una alimentación variada. Esto solo se logra con una dieta equilibrada. No es bueno eliminar por completo a alguno de ellos como sucede en algunos planes dietarios que eliminan a los hidratos de carbono. El equilibrio es fundamental. Hay que desterrar también el mito de que hay que sufri de hambre para bajar de peso, no es cierto. Se puede bajar de peso comiendo adecuadamente y siguiendo los consejos médicos. Otro punto a tener en cuenta es si el paciente tiene alguna otra patología. Por ejemplo en casos de ácido úrico elevado, estado conocido con el nombre de gota, el paciente no debe ingerir muchas proteínas, como carne y ciertos vegetales. El individuo debe seguir el plan nutricional que le ordene el profesional.

Bioquímico Patricio Arroyo

Elquimico

Hola a todos. Mi nombre es Patricio. Mi especialidad es la Química, soy Bioquímico y profesor de materias exactas. Pero también me encantan otros temas de diverso interés, como por ejemplo, todos los relacionados con la salud y el deporte. Espero que en este sitio encuentren lo que están buscando ya que verán gran diversidad de temas. Pueden dejar comentarios e inquietudes. Les mando un saludo grande y los dejo invitados a suscribirse al boletín mensual para que reciban mis nuevos artículos todos los meses.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.